Adsense




6/7/12

Leones: Jesús Guzmán sigue los pasos del gran Vitico Davalillo en 1970

Puede que Jesús Guzmán anhele aparecer todos los días en el lineup de los Padres, pero su limitado papel como bateador emergente le tiene en camino a encontrarse con las más notables temporadas que han tenido sus compatriotas en ese rol.


Guzmán, que el martes sacudió su tercer jonrón de la temporada, el segundo como sustituto de sus compañeros, está muy cerca de igualar la marca para un criollo y pronto se convertirá en uno de los pocos emergentes del patio con una temporada de 10 empujadas, si es que anoche no lo concretó.

Oscar Salazar dio tres cuadrangulares viniendo de la
banca en 2009. El sucrense le va a la zaga, tras igualar la cifra que alguna vez lograran Andrés Galarraga, Vitico Davalillo y el propio Salazar.

Guzmán batea para .333 como emergente, con promedio de embasado de .393 y .667 de slugging. Son cifras brillantes que le colocan sin rubor al lado de la mejor campaña que haya conseguido un nativo al cumplir esa tarea.


Ese fue Davalillo, quien entró al libro de récords en 1970, con una de las más notables cosechas de todos los tiempos para bateadores emergentes.

El zurdó dejó .329/.365/.532 en 74 encuentros, la mayor cantidad de veces que un venezolano ha sido llamado a usar el bate en lugar de un compañero.

Los 26 hits que golpeó el zuliano en esa zafra implantaron una marca absoluta que, posteriormente, pasó a manos de José Morales, de Lenny Harris y de Johnny VanderWal, quien sonó 30 en 1995.

Guzmán ya ha sido usado 28 veces como emergente en 2012, tiene ocho incogibles —la mitad son extrabases— y nueve impulsadas, sin contar la última jornada.

Falta medio campeonato. El cumanés tiene el ritmo para convertirse en el duodécimo venezolano con 40 juegos como emergente en un año y el quinto que consigue doble figura de remolques en ese rol.

Davalillo (20 en 1970), Salazar (11 en 2010 y 10 en 2009), Miguel Cairo (10 en 2002) y Roger Cedeño (10 en 2004) son antecedentes en la tarea que está por completar Guzmán.

No hay grandeliga que no aspire a jugar a diario. Al menos Guzmán va en camino de otro sueño para todo pelotero: dejar una huella en las mayores.



Jesús Guzmán jugó con frecuencia a comienzos de temporada, debido a la lesión que dejó fuera al jardinero Carlos Quentin.
Lamentablemente para él, no rindió con el bate mientras fue titular, como sí lo ha hecho como emergente.

Tiene una línea global de .239/.302/.372 que palidece al lado de lo que ha hecho como toletero suplente. Le queda la posibilidad de volver a la acción con frecuencia si Quentin es cambiado en julio, como se especula.
Algunos analistas creen que él también puede ser enviado a otro equipo. Tal vez. Pero no puede ser bajado a triple A sin pasar por waivers.

Publicado en El Nacional,

Compartir
Arrow Fuentes: D. Lider,I.Serrano,El universal,El Nacional,U. Noticias,P.Leones,B.vzlano,U. Radio,MLB.com, Lvbp,Colaboradores Arrow

Siguenos en ...